Ver registros a la vez.        Total encontrados: 33

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7

Apertura al público de las reuniones del Consejo cuando actúa en su capacidad legislativa - Acceso a los documentos de las instituciones - (debate)

David Hammerstein Mintz (Verts/ALE ), ponente . – (ES) Señor Presidente, en primer lugar, quisiera agradecer la colaboración de la Presidencia austriaca en esta cuestión, y muy especialmente la de la Comisaria Wallström, que ha mostrado bastante entusiasmo y compromiso respecto a la transparencia y el modo de impulsarla.

También quisiera mencionar la iniciativa del señor Michael Cashman, sobre la regulación del acceso público a documentos, un informe paralelo al presente pero que va en el mismo sentido.

Actualmente el Consejo tiene un problema de credibilidad. Por un lado, los líderes políticos de los Estados miembros apoyan el artículo 1.2 del Tratado de la Unión Europea, incluso han firmado el Tratado por el que se establece una Constitución para Europa, según el cual, las decisiones del Consejo se deben tomar de la forma más transparente, abierta y cercana a la ciudadanía.

Pero la realidad es muy distinta. El mismo Consejo se niega a abrir sus reuniones legislativas a la opinión pública y a los medios de comunicación. El Defensor del Pueblo Europeo tiene razón cuando afirma que estamos ante un caso de mala administración, al concluir que el Consejo no ha aportado ninguna razón de peso válida para no abrir las puertas de sus deliberaciones.

Para aumentar el interés y el compromiso de los ciudadanos de a pie con la Unión Europea, y ante la presente crisis constitucional, Europa necesita medidas audaces e imaginativas para acercar los asuntos europeos a todos y a todas. Para empezar, tiene que abrir sus puertas al debate público; sin embargo, el Consejo no quiere hacerlo. Si millones de europeos vieran por televisión a sus ministros discutiendo abiertamente sobre asuntos europeos como la crisis energética, la Directiva de servicios, la retención de datos personales o la investigación con células madre, podríamos despertar mucho más interés hacia los temas europeos y podríamos despertar del letargo a millones de europeos que muestran muy poco interés por la actualidad europea. La opinión pública está encerrada en debates estrechamente nacionales.

Este informe adoptado por la Comisión de Peticiones apoya plenamente la recomendación del Defensor del Pueblo Europeo, que ha considerado que el principio de transparencia debe aplicarse no solo a las deliberaciones del Consejo, sino a todos los casos en que el Parlamente Europeo está implicado, incluyendo las consultas y los temas relacionados con los derechos y libertades individuales y los comprendidos en el tercer pilar.

El pasado mes de octubre, el Defensor del Pueblo Europeo publicó un informe que pedía al Consejo que revisase su negativa a reunirse públicamente cuando estuviese tomando decisiones de carácter legislativo. Para ello, el Defensor del Pueblo pedía al Consejo que cambiara su reglamento interno, para garantizar así el acceso de los medios de comunicación y la opinión pública a sus debates. Sin embargo, y a pesar de la recomendación de la Presidencia británica, el Consejo no ha tomado medida alguna para cambiar su reglamento interno en aras de favorecer la transparencia.

Así, los líderes de los Estados miembros pueden seguir diciendo en Bruselas lo contrario de lo que dicen a sus votantes en casa. Las implicaciones de esta apertura que queremos podrían ser profundas para el Consejo y cambiarían la naturaleza del mismo. Los ministros tendrían que expresarse bajo el escrutinio de la prensa y ante los ojos de millones de personas. Esta sería la mejor forma de visibilizar la democracia europea y despertarnos del actual letargo y aburrimiento.

El Consejo podría comenzar incluso con un programa piloto, donde se explicara cómo se toman las decisiones y cómo es el procedimiento ante millones de personas, ante las cámaras de televisión. Quisiera plantear la siguiente pregunta a la Presidencia en ejercicio del Consejo y a la Comisión: ¿están dispuestos a proponer iniciativas concretas para posibilitar unos debates y una toma de decisiones transparentes y abiertos en el Consejo? Si ahora no, ¿cuándo?

La ciudadanía y el Parlamento Europeo pedimos al Consejo luz y taquígrafos. El Consejo tiene la palabra. Por favor, abran las puertas. Los europeos y las europeas queremos participar.

Fuente: Parlamento Europeo

Fecha alta: 03/04/2006


Apertura al público de las reuniones del Consejo cuando actúa en su capacidad legislativa - Acceso a los documentos de las instituciones - (debate)

David Hammerstein Mintz (Verts/ALE ). – (ES) Señor Presidente, quisiera agradecer la ayuda de todos los colegas de la Comisión de Peticiones —una comisión muy importante de este Parlamento—, en particular a su presidente, señor Libicki, y a su vicepresidente, señor Cashman.

Yo creo que, en resumen, este debate ha mostrado que hay un clamor de esta Cámara a favor de la transparencia. Sin embargo, este clamor encuentra unos oídos sordos, una respuesta autista, e incluso ninguna respuesta. Hay muchas palabras, pero no hay acción.

Yo me pregunto, reflexionando sobre la propuesta del señor Voggenhuber: ¿tenemos que llegar hasta el extremo de una huelga parlamentaria para conseguir un mínimo de transparencia en el Consejo Europeo? ¿O vamos a continuar estos debates cada año, cada dos años, con una posición unánime del Parlamento, sin respuesta alguna del Consejo Europeo, sin una iniciativa fuerte por parte de la Comisión, sin que lo vea la gente de la calle?

Porque está muy bien, Comisaria Wallström, que se haya aprobado en octubre la apertura de los Consejos, pero la gente de la calle no ha visto nada, no salen en televisión ministros debatiendo, no hay un debate plástico.

Tenemos que dar visibilidad al debate político europeo, tenemos que dar tensión política al debate en el Consejo, no solo en el Parlamento. Eso es lo que estamos pidiendo y creo que tenemos que adoptar medidas y propuestas concretas y no solo buenas palabras.

Fuente: Parlamento Europeo

Fecha alta: 03/04/2006


Política euromediterránea / Preparación de la próxima reunión de la APEM (debate)

David Hammerstein Mintz (Verts/ALE ). – (ES) Señor Presidente, con mi minuto escaso quisiera hacer una propuesta muy concreta.

Obviamente suscribo totalmente las opiniones ya vertidas sobre los acontecimientos de Jericó.

Desde la perspectiva de la política, ahora más que nunca, en esta espiral de violencia y después del conflicto de las viñetas de Mahoma, tenemos que buscar la convivencia en el Mediterráneo.

En el contexto de la comisión de la APEM encargada de los asuntos de cultura, hemos propuesto la creación de un comité de contacto cultural compuesto por personas sabias, respetadas y dialogantes, para responder a los conflictos culturales y religiosos, para mediar, aclarar y disipar la tensión cultural y religiosa entre las dos orillas del Mediterráneo.

La fundación Anna Lindh, con sede en Alejandría, podría encargarse perfectamente de la organización de este comité de sabios, que podría actuar de forma preventiva ante conflictos parecidos, para aclarar la incomprensión de la cultura del otro, para aclarar las dudas sobre lo que realmente ocurrió.

Creo que con esto, en la Asamblea del día 26, podemos dar un pasito hacia la tolerancia que queremos en el Mediterráneo.

Fuente: Parlamento Europeo

Fecha alta: 15/03/2006


IV Foro Mundial del Agua en México Ciudad (16-22 de marzo de 2006) (debate)

David Hammerstein Mintz (Verts/ALE ), autor . – (ES) Señor Presidente, el Foro Mundial del Agua se celebra en un momento muy importante, porque más de dos mil millones de habitantes del planeta no tienen acceso al agua potable ni a suficiente agua sanitaria y más de dos millones de personas mueren cada año por la escasez de agua, que es un elemento básico para la vida.

Es necesario un reparto más equitativo del agua, pero al mismo tiempo la cantidad de agua dulce va reduciéndose, año tras año, a causa del cambio climático y de la destrucción de los ecosistemas, como las zonas húmedas, los bosques, la riberas y los ríos.

Tenemos que reaccionar con medidas contundentes y concretas, con compromisos financieros, con un convenio mundial del agua, fomentando una buena cultura del agua. Hace falta una normativa internacional que permita una gestión más eficaz del agua.

En la Unión Europea tenemos que aplicar la Directiva marco del agua en todas nuestras actuaciones, en cooperación y en acuerdos bilaterales. Asimismo, tenemos que fomentar buenas prácticas agrícolas. Tenemos que aplicar la misma ley europea cuando estamos fuera de Europa y tenemos que conseguir que la cantidad de agua obtenida de forma compleja a través de los ecosistemas, a través de la lucha contra el cambio climático, se conserve a medio y largo plazo.

Esto no se consigue solo con cemento o con grandes obras, sino con unas políticas integrales y complejas.

Fuente: Parlamento Europeo

Fecha alta: 13/03/2006


Confiscación de automóviles por las autoridades griegas (debate)

David Hammerstein Mintz, en nombre del Grupo Verts/ALE . – (ES) Señor Presidente, ante todo, quisiera agradecer al señor Cashman su informe, muy claro, conciso y certero.

Por el tono del debate parece que algunas personas no entienden muy bien qué es la Comisión de Peticiones; nosotros respondemos a las quejas, a las preocupaciones de los ciudadanos, de cualquier país. Nosotros no tratamos un asunto interno de un país, todo lo contrario: tratamos los asuntos de ciudadanos europeos cuyos derechos han sido vulnerados.

Eso es lo que hace la Comisión de Peticiones. No somos ni juez ni parte. En la Comisión de Peticiones no decidimos nada. Somos mediadores. Respondemos a la ciudadanía europea.

En este caso, creo que la mayoría de los miembros de la Comisión de Peticiones opina que se han vulnerado derechos y directivas y que la práctica de las autoridades griegas de confiscar los coches, la práctica de imponer unas multas astronómicas, es completamente inaceptable.

Hay una vulneración manifiesta de la Directiva 83/182, y eso afecta a toda Europa. Una Administración no debe financiarse ni actuar de forma tan poco clara e injusta respecto a sus ciudadanos y, en definitiva, respecto a todos los europeos que quieren visitar ese país tan precioso, tan maravilloso, con tanta historia, que es Grecia. Quisiéramos poder visitar Grecia sin el miedo de que nos quiten el coche, o de las cosas que ocurren allí.

Por último, quisiera agradecer el trabajo de mediación y de comunicación ejemplar, excelente, que ha realizado el equipo técnico de la Comisión, un trabajo profesional y, yo creo, muy eficaz. Espero que cuanto antes las autoridades griegas intervengan para cambiar la práctica tan criticable que hoy tratamos.

Fuente: Parlamento Europeo

Fecha alta: 13/02/2006


Páginas: 1 2 3 4 5 6 7