Oriente medio








Ver registros a la vez.        Total encontrados: 14

Páginas: 1 2 3

Anápolis: entre la tragedia y la farsa o la conjura de los débiles

Según Joksha Fischer, en una alusión marxiana, la historia de las negociaciones sobre el conflicto de Oriente Próximo se repite primero como tragedia y después como una farsa.  Es decir, que después del acuerdo de Oslo en los 90, el entonces Presidente Clinton intentó repetirlo en el 2000 en Camp David pero la tentativa acabó en la tragedia general de la segunda Intifada  y ahora, Bush, también al final de su mandato, plantea reeditar la escenografía pacificadora  como una farsa con casi nulas expectativas de éxito.  ¿Será la reunión de Anápolis simplemente una oportunidad fotográfica que intenta maquillar la impotencia y dejadez de la comunidad internacional ante un drama enquistado pero resoluble? 

 La constelación familiar de Anápolis, en cambio, apunta hacia una perversa conjura de unos líderes débiles que necesitan, como maná del cielo, algún progreso hacia la paz como una tabla de salvación personal. El "pato cojo" Bush ha fracasado en Irak y tiene su plato lleno con el conflicto nuclear con Irán. El primer ministro israelí, Olmert, apenas se mantiene a flote después del fiasco de la guerra del Líbano, numerosos escándalos y una muy débil coalición gubernamental con ultras y religiosos que están a punto de dar la espantada.  Abbas, el líder palestino, es el hermano más pobre y débil de todos, sin gobierno real, sin territorio y una ciudadanía muy dividida y  descreída. 

       

Pero la debilidad política de Olmert no esconde la tremenda ventaja con la que parte Israel a causa de la división de los palestinos y por el apoyo incondicional que recibe de Bush.  Se suele decir que la paz no se consigue cuando un lado es demasiado fuerte para aceptar un compromiso justo  y es evidente que Israel abusa muy equivocadamente de su posición de fuerza frente los palestinos. La ausencia de una declaración común en Anápolis sería el resultado de unos negociadores israelíes que han luchado a brazo partido para no volver al punto muy avanzado donde terminaron las negociaciones de 2000 en Camp David y Taba. Se rechazan las propuestas sobre fronteras y Jerusalén de Clinton y ahora saca de la chistera una nueva exigencia de principios: no basta con reconocer el estado de Israel sino que los palestinos deben jurar sobre la aceptación de un "estado judío".  Y ni siquiera acepta Israel la congelación del crecimiento de los asentamientos existentes en contradicción con la Hoja de Ruta. 

Durante años distintos líderes israelíes han echado en falta "interlocutores válidos" por el lado palestino.  Para ellos unos eran demasiados radicales, otros eran corruptos y la mayoría fueron tachados de "terroristas"  o benevolentes con la violencia.  Ahora esta excusa ya no existe. Abbas y Fayad son "moderados", "demócratas"  y "luchadores contra del terrorismo".  Sin embargo, meses de negociaciones con los "palestinos buenos" no han conseguido nada significativo en cuanto a avances concretos hacia la paz ni mucho menos en cuanto de la mejora de la muy difícil vida cotidiana del pueblo palestino.  Si la política de Israel de que "no hay socio" ha fomentado a Hamás, ahora parece que se aprovecha de los buenos oficios de Abbas para enrocarse en posiciones imposibles de ser aceptadas en el mundo árabe. Solo las posiciones más radicales y violentas de ambos lados se beneficiarían. 

Se da la cruel paradoja que mientras casi todo el mundo sabe más o menos lo que procede hacer para conseguir la paz, incluyendo fronteras, refugiados, Jerusalén y seguridad (en suma una mezcla del Plan de Ginebra y el Plan Clinton), no existe la voluntad política internacional para imponer una dosis de sensatez en la mesa de negociación. 

Como la anterior ronda de negociaciones infructuosas desembocó en una espiral de violencia con miles de muertos ahora todos insisten en que "el fracaso no es una opción". Ha llegado la hora del marketing y del maquillaje. Se esforzarán en ver el vaso medio lleno cuando apenas contiene unas gotas de vino para brindar en la cena oficial de la Casa Blanca. 

No será creíble si esta reunión acaba en unas vagas declaraciones sobre el deseo de cumplir con la Hoja de Ruta.   Si en las próximas semanas no se ven unas medidas israelíes de buena voluntad (movimiento, presos) y no se inician conversaciones sobre los asunto claves, estaríamos más cerca de la tragedia que de la farsa.

 

Fecha alta: 19/03/2008


La UE y Gaza: urge una nueva estrategia

 ¿Cómo podemos salir del actual circulo vicioso de primero un ataque con kassam a Israel después respondido por unos mortíferos contraataques israelíes con el cierre constante de las fronteras y de los servicios básicos de la empobrecida población palestina de Gaza?

El proceso de paz entre el Presidente palestino Abbas y Israel hasta ahora no ha presentado avances apreciables para albergar muchas esperanzas de un acuerdo definitivo de paz ni siquiera para mejorar la kafkiana situación cotidiana sobre el terreno para los habitantes de Cisjordania.   En este contexto pesimista ganan fuerza las posiciones más extremistas de ambas partes.

No hay duda de que estamos ante un caso de castigo colectivo de la población civil.. El mismo Primer Ministro Olmert ha declarado muchas veces que mientras caen Kassam sobre Sderot no habrá vida normal para los habitantes de Gaza.  Aceptando el derecho de Israel a defenderse de manera proporcionada, no es aceptable que haya oleadas de medidas indiscriminadas contra la población civil de Gaza que afecta sus servicios básicos de bienestar cotidiano.  La UE debe condicionar a sus buenas relaciones con Israel a un cambio en esta política. Al no tener relaciones con las actuales autoridades de Gaza es muy difícil que la UE tenga alguna influencia sobre su irracional política de permitir el lanzamiento indiscriminado y criminal de mísiles sobre  la población civil de Israel.

Israel sigue siendo el ocupante de Gaza mientras sigue teniendo la llave de las fronteras, la electricidad, el agua y la provisión de gran parte de los productos que entran en la franja.  La suerte cotidiana de 1.5 millón de habitantes de Gaza no debe seguir dependiendo totalmente de los vaivenes del conflicto Palestino-Israelí. No deben seguir siendo ni los rehenes ni los escudos humanos ni de unos ni de otros..  Para proteger a los civiles  hay que intentar de desconectar  progresivamente a Israel de la provisión de servicios básicos a la población a través de una serie de acuerdos entre la EU, Egipto y  la Autoridad Nacional Palestina.  Esta política no puede ser ajena de un mínimo de coordinación con los actuales responsables políticos
de Gaza.

 La UE debe reestablecer su gestión de la apertura diaria de la frontera entre Gaza y Egipto en Rafah en colaboración con la ANP, Egipto y el Quarteto mediante un nuevo acuerdo que permita el movimiento de personas y mercancías y que evite el contrabando con armas y explosivos. Al mismo tiempo, la UE debe impulsar un gran proyecto energético cercano a la frontera de Gaza en territorio egipcio para garantizar el suministro eléctrico y  la desalación de agua. Incluso este proyecto, del cual ya existen planes,  podría ser una iniciativa emblemática de energía solar térmica de alta temperatura dando un ejemplo para toda la región.

A nivel político la UE debe reflexionar sobre la conveniencia de la vigente estrategia de aislamiento total de Hamas y de su influencia negativa sobre el proceso de paz. Es imposible avanzar hacia un acuerdo sin una relativa calma en Gaza lo que exige una cierta  distensión entre los partidos palestinos y alguna forma de tregua duradera entre Israel y  Gaza.   Con los últimos acontecimientos en Gaza hemos entrado en una nueva etapa en la cual los supuestos anteriores sirven de muy poco. Es la hora de reflexionar y marcar un nuevo rumbo.

Fecha alta: 19/03/2008


THE WAR AGAINST PEACE: BETWEEN A ROCK AND A HARD PLACE IN GAZA

1. Collective punishment is unacceptable. The unjustifiable attacks on Israel by the Qassam rockets cannot in anyway serve as an excuse for depriving 1.5 million Palestinians of electricity, food and other basic services. Today over 200 thousand Palestinians poured into Egypt through holes made in the wall from Gaza in order to buy food, fuel and other items. Egyptian president Mubarak said he could not stop starving people looking for food from entering Egypt. It is only the beginning of what the world should take lessons from: Gaza has become an enormous prison. The escalation and extreme isolation policy followed by Israel and the EU and provoked by Hamas is ignorant and counterproductive. It strengthens Hamas and causes even more hate and desperation. We need a new strategy.

2. The EU has failed in its commitment to keep the Rafah border crossing open and has accepted over and over Israeli pressure for closure. The EU, Egypt and the Palestinian Authority should negotiate a new status for Rafah that assures the access of goods and people without the smuggling of arms. This is very possible if there is political will. Otherwise, the situation will become unbearable, no matter how high a wall is built. Eventually, an international force should be deployed assure the safety of the border crossing areas and prevent the attacks from both sides.

3. Israel seems to have indirectly given the key of the "road map" to peace to Hamas because they are using the Gaza crisis to avoid facing the core issues (borders, Jerusalem, refugees) in the peace negotiations with the Palestinian Authority and to further weaken Mahmoud Abbas At the same time everyone knows that no peace agreement will be possible without the involvement of the Gazan population. Hamas is interested in provoking an escalation of the Israeli response and to ultimately reach a truce or ceasefire agreement with Israel that would include the release of Palestinian prisoners and Israeli soldier Gilad Shalit. Nevertheless, many Arab observers consider that any Hamas-Israel agreement would gravely undermine the credibility and popular authority of Mahmoud Abbas and strengthen the more extremist axis around the Moslem Brothers and Iran. The EU must have a strategy of recovering Gaza for the Palestinian Authority without a bloodbath. Israel has not stopped and will not stop the Kassam rockets with their present military actions and siege. Nevertheless, the current kassam rocket attacks are creating a high psychological pressure cooker in Israel that might lead to a massive invasion or attack that would be terribly tragic. Only real progress and hope on the peace front can erode support for extremist positions and prevent the worst.

4. Internal political interests in Israel harm Palestinians and undermine the peace process. The current cutting off of supplies to Gaza at the initiative of Defence Minister Ehud Barak is also meant to serve the latter"s chances of becoming the next Israeli Prime Minister. By decreasing the chances of a constructive outcome to the peace negotiations, the popularity of current Prime Minister Olmert drops and Barak with is tough stance is more likely to become Prime Minister or increase his stature. Also the right led by Netanyahu is continually attack Olmert for his weakness. This is especially relevant considering that soon the Winograd report on the Lebanese war will be published and it will probably be especially damaging to Olmert. As well, minority members of the government are preventing any consideration of the main peace issues such as Jerusalem with their threat of quitting the coalition. Real progress at the negotiating table and then the calling of new elections would seem to be the only rational option for the ruling Kadima and Labour parties.

5 Gaza needs to break its total dependency on Israel. Over the next few years the EU should invest in a large desalination and energy project in Egypt on the border with Gaza. A feasible high temperature solar project already exists that could allow the inhabitants to control over their basic needs independent of their relations with Israel.

6. The European Parliament should adopt a very clear resolution next week at the mini session against the escalation of the conflict with a clear rejection of collective punishment, the suffering of civilians on both sides and a call for practical steps to end the irrational siege of Gaza. We should call on the EU to assume its own responsibility and to convene the Quartet on the Gaza question.

 

 

Fecha alta: 25/01/2008


 The "piece process" or the road to Annapolis

 Notes from a delegation to Israel (28-10 to 3-11, 2007) by David Hammerstein

       A curious constellation of events and political circumstances has pushed Israelis and Palestinians back to the negotiating table.  Some say it is a dangerous pantomime (Netanyahu) and others even say it is an American-European fantasy (Barak) or one leading establishment thinker (Mark Heller) quotes The Who in cynically saying "we won t be fooled again". Is Annapolis a window of opportunity or simply a photo opportunity? Many fear the violent result of failure, like in the year 2000, while the radicals on both sides actually fear that any degree of success will undermine the national aspirations and dreams of their respective peoples. The present spin of the Israeli foreign ministry and the Prime Minister s office is to downplay the negotiations and significantly lower the expectations of any marked advances in the resolution of the conflict.  Precisely because of this tactic I perceive a strange feeling in the air that despite all the odds something mildly positive might happen in Annapolis.

The_piece_process_or_the_road.pdf

Fecha alta: 08/11/2007


De Belén a Ramallah

Fui la semana pasada al Oriente Próximo con una cierta dosis de optimismo y volví bastante más abrumado por las enormes dificultades de construir la paz. Ahora estoy más consciente de la gran fragilidad de las  esperanzas que despiertan tanto el alto de fuego como el famoso apretón de manos de Sharon y Mahmoud Abbas en Sharm El Sheik. Según muchas personas con quien hemos hablado, en lugar de estar plenamente inmersos de nuevo en un proceso de paz, podríamos estar simplemente transitando un breve descanso o “respiro”  interino entre violencia y violencia que solo busca la consolidación de posiciones tácticas en el conflicto.

de_belen_a_ramallah.pdf

Fecha alta: 09/07/2007


Páginas: 1 2 3